>

01 septiembre, 2007

Metáforas personales (valga la redundancia)

Disparose hoy leyendo esta entrevista a Guillermo Arriaga este esbozo de pensamiento. Es que admiro profundamente la obra de este muchacho, sus guiones son espectaculares, en el sentido más espectacular de la palabra. Cito el cierre de la entrevista
Cuando lo apresan a Cristo, San Marcos dice: "Y se hizo de noche". Eso es para mí trabajar el lenguaje: encontrar una metáfora que lo dice todo con muy poco.
Es asombroso la cantidad de términos cuyo significado todos conocemos y sin embargo no tienen una definición explícita, o, mejor dicho, la tienen pero carecen de sentido al no explicar nada en absoluto. Amor, dolor, carisma, belleza. Más indeterminado su significado, más hermoso el significante. Los poetas generalmente nos ayudan con estas definiciones-indefinciones, proveyéndonos de estas divinas creaciones así llamadas metáforas.

Las metáforas tienen una cualidad que las hace únicas y que permite su identificación: siempre tienen dos partes, la primera definida, la segunda no. Todos sabemos lo que significa que se haga de noche, el resto no. Es por esto último que no se sabe cuántas partes tienen.

Lo fabuloso es que quien recibe la misma debe completar el significado, por lo que, como el resto del arte, son personales. En este sentido, ya lo notó Arriaga, la Biblia es una verdadera obra de arte. Es, de facto, el más importante aporte a tal desde la literatura.

Que completen durante el fin de semana y el resto de sus vidas.

Este post está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0.

1 comentario:

  1. es cierto todo lo que decìs aca

    ...pero... deboconfesar aunque andieleimporte, que hablar mAl de arriaga y el baboso de G iñarritu es uno de los placeres mAs grandes de la vida
    deberia intentarlo, es fAcil si te ponès a pensar en condenar efectismos, y cosas x el estilo


    saludos

    ResponderEliminar

Dale, batí la justa (o la injusta):